Las clases dominantes no vacilaron ante nada para defender sus privilegios, su modo de vida basado en la dominación y explotación de la gran mayoría, se vieron en peligro y entonces reaccionaron de forma violenta e insurrecta, crearon grupos paramilitares, realizaron asesinatos, generaron un clima de odio, sabotajes, huelgas, paros, promoción del desabastecimiento de alimentos y otros productos, hasta llegar al golpe de Estado. 

 

avanzar